pasteleriaBuñuelos y Huesos de Santo. Origen y elaboración

8 octubre, 20190

Se acerca la fiesta de Todos los Santos. ¿Qué sería una festividad sin su dulce típico y tradicional? Nos referimos a los buñuelos y los huesos de santo. Te contamos todos los detalles sobre este manjar único que, por supuesto, encontrarás en nuestras pastelerías en estas fechas tan señaladas.

Origen de los buñuelos

Las primeras referencias a los buñuelos vienen de Roma. Sin embargo, su entrada en nuestra en gastronomía se la debemos a Al-Andalus. En su origen, los buñuelos estaban hechos con harina de trigo, leche, azúcar, huevo y levadura. Se creaba una masa y se echaban a freír. Sin embargo, con el paso de los años, hemos ido aceptando los buñuelos rellenos, de diferentes sabores, convirtiéndose en el dulce clave de La Cuaresma y el Día de Todos los Santos. Pertenecen a la familia de las “frutas de sartén”. Es decir, masas fritas servidas como dulces, en donde los buñuelos ocupan una posición clave.

Los buñuelos de viento son más ligeros y tienen aire y crema en su interior. Son los más comunes y suelen comerse en Pascua, el día de Todos los Santos y en las Fallas en Valencia. Sin embargo, como en España adoramos la gastronomía, es posible encontrarlos también rellenos de chocolate y nata (entre los más comunes). Y, ojo. También hay versión salada. El avance de las tendencias culinarias y el afán por probar nuevos bocados también ha puesto de moda los buñuelos en esa segunda opción. Aquí, lo más común es el buñuelo de bacalao. Sin embargo, también es posible encontrarlos rellenos de otros pescados como gambas y de verduras.

¿Cómo preparamos buñuelos en Pastelerias Manacor?

Como decía un famoso eslogan, “el secreto está en la masa”. Aunque, en este caso, por conseguir una fina capa de masa, acompañada de una cantidad de relleno adecuada. Decimos adecuada porque nuestros maestros pasteleros han conseguido freír de forma artesanal esta delicada pieza. Consiguiendo un buñuelo ligeramente dorado que explosiona de sabor al morderlo dentro de nuestra boca.

Los tenemos de todos los sabores posibles:

  • Chocolate
  • Turrón
  • Café
  • Cabello de Ángel
  • Nata
  • Crema
  • Limón
  • y alguna sorpresa más

Siempre elaborados cada mañana con el mimo y la experiencia de nuestros profesionales, para que tomes de primera mano un producto de extrema calidad.

Huesos de Santo en el día de Todos los Santos

Otro de los postres típicos del día de Todos los Santos son los huesos de santo. Aunque en su forma tradicional se encuentran rellenos de dulce de yema, al igual de lo que sucede con los buñuelos, la gastronomía evoluciona. Lo que provoca que, en nuestros días sea muy común encontrarlo relleno de chocolate, praliné, helado, fresa,…

Los huesos de santo están hechos con masa de mazapán y tienen una forma alargada y redonda, haciendo referencia a “huesos de tuétano”. Del mismo modo que sucede con los buñuelos, los huesos de santo también son originarios de Al-Andalus aunque su realización es más común en el siglo XVII, en base a almendras. Entre sus ingredientes se encuentran el mazapán para la masa, almendras, azúcar y agua. Para el relleno, se utiliza la yema de huevo. Aunque, como hemos explicado, es posible encontrarlo con otros rellenos.

Aunque las nuevas generaciones se encuentran abiertas a tomar estos deliciosos postres en sus diferentes variantes y con diferentes rellenos, los de edades más avanzadas siguen prefiriendo los productos más tradicionales. Y aunque el postre estrella de estas fiestas sigue siendo el buñuelo, es bueno hacer hueco en la mesa y en el estómago y disfrutar también de los deliciosos huesos de santo, que nada tienen que envidiar a los buñuelos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *